miércoles, 6 de octubre de 2010

A NUESTRA CIUDAD...

CAESARAUGUSTA DOS

Cuando el cierzo desciende y se alza la niebla,
toda la ciudad –mi Zaragoza amada- se cubre de palabras
que surgen del silencio hacia la nada.

Es entonces –el enorme Paseo
se hace suave y hermoso- cuando veo las cosas
como fueron: El niño, la explanada,
la vieja que vendía cacahuetes y almendras.
Pero cuando otra vez
el aire del Moncayo violentamente baja,
surgen los comerciantes
en paños y en alhajas
aupando a un tonto sabio
que viene a hablar del alma.

¡Ay mi ciudad
con tantos pedestales
cubiertos de anónimas palabras!:
¿A dónde te diriges?

Sólo tu espesa niebla
permite ver las cosas
igual que se veían en la infancia.

José Antonio Labordeta

6 comentarios:

El Ser Bohemio dijo...

Soy Argentino y conocí Zaragoza hace dos años. La verdad me encantó. Gran homenaje y entrada. saludos

http://el-ser-bohemio.blogspot.com/

NORMA dijo...

¡Que chulo! Además, yo trabajo en Zaragoza y te escribo desde allí. ¿Como estás? Ya veo que muyyyy enamorada de tu arbolito.... hay pillina que no sueltas prenda...je,je...
Un saludo muy mañanero.

ROSALIA dijo...

Que hermoso y que legado nos ha dejado este gran hombre Ultreya. Yo ahora empiezo a empaparme de su obra.
Besos wapa.

ultreya dijo...

Gracias Ser Bohemio.

ultreya dijo...

Si hubiera sabido que vivias alli te hubiera dedicado la entrada.

ultreya dijo...

Rosalía ya me contarás que te parece la obra de Labordeta.