viernes, 14 de mayo de 2010

EL PRINCIPITO de Saint-Exupéry


Relato mágico que hace tiempo que quería comentar pero que hasta hoy no he dado el paso.

Tras la historia del propio autor perdido en el Sahara y su encuentro con un príncipe de un extraño asteroide lo más importante de todo son las reflexiones que se extraen de su conversación. El diferente modo de ver el mundo desde un punto de vista adulto y de un joven pero ello no significa ni que sea más maduro ni mejor pues los adultos en nuestras reflexiones nos dejamos influir muchas veces por factores externos por contra, los jóvenes tienen una manera más limpia de mirar la vida sin prejuicios.

Nadie puede morirse sin leer el Principito y mucho menos sin disfrutar de las ilustraciones que realizó el autor. Una pequeña pero gran obra maestra.

Saint-Exupéry y su magnifico mundo por el que uno debe pasar de vez en cuando.

4 comentarios:

ROSALIANM dijo...

Hola, yo leí "El principito" en el colegio y era muy peque para comprenderlo pero lo leí de adulta y como bien dices; nadie se puede morir sin leerlo.
Fantastico recuerdo.
Un abrazo

ultreya dijo...

Pues te recomiendo que lo vuelvas a releer pues encontrarás cosas nuevas y maravillosas.

Un abrazo para ti

Desde my ventana dijo...

Estoy de acuerdo,es uno de ses libros que deben leerse más de una vez.
Bss

ultreya dijo...

No hay mayor placer que la lectura.